Desde que soy papa eh escuchado frases como: “Es mas padre el que educa que el que da la vida” o “Que es mejor ser un buen padre o un padre bueno” La verdad los comentarios y experiencias de otras personas ayudan un poco a las difíciles decisiones de esta aventura, pero no hay nada mejor que forjar el camino a base de las propias experiencias, en pocas palabras les quiero decir que nuestros pequeños monstruitos,angelitos o troopers no vienen con manual de usuario ni tampoco podemos hacer valida la garantía en caso de que vengan con un defecto de fabrica o mejor aun cambiarlos por otro en caso de que no nos haya gustado algo del que tenemos en casa.
 
Son parte de nosotros o como diría algún abuelito sangre de nuestra sangre y carne de nuestra carne así que les debemos cariño, respeto y por sobre todas las cosas mucho mucho amor y paciencia por que habrá momentos en los cuales perderemos totalmente la linea por un mal día en el trabajo o por que nuestra pareja nos hizo algo y ellos no tienen la culpa ¡¡recuérdenlo!!
 
Y si llegara a ser el caso que nuestros angelitos nos hacen enojar por lo tranquilos que son también habrá que guardar la calma y recordar las sabias palabras de mama que alguna vez nos dijo que nosotros éramos peor que ellos.
 
Así que espero q mis palabras no solo te hayan arrancado alguna sonrisa recordando lo pícaro(a) y juguetón(a) que eras de niño(a) sino que también te hagan pensar un momento en la misión mas importante y delicada que tienes encomendada en la vida, el ser padre. 
 
Y algunas veces madre y padre a la vez.